CODEDI, la finca Alemania, la defensa del territorio (En español)

Traducción: Ik Tzikel

             En México, la autonomía se encuentra en todos los rincones del país. Sin embargo, en Santa Cruz Huatulco, esto no es obvio al principio. Carreteras rectas. Postes de luz bien alineados. Senderos de pasto bien limpiecito. Hoteles de lujo. Piscinas escandalosas. Las playas ahogadas bajo los parasoles Coca-Cola, cubiertos por la benevolente mirada de una bandera estadounidense. Bienvenidxs a una de las zonas hoteleras más grandes del sur del país, creada desde cero en los años 80, para competir con Acapulco.
A pocos kilómetros, en Santa María Huatulco, hombres y mujeres han construido otro mundo, lejos de estos paraísos artificiales. Con obstinación, a pesar de los golpes y la feroz represión del gobierno de Oaxaca, crearon el Comité para la Defensa de los Derechos Indígenas (CODEDI). Su centro de capacitación, ubicado en tierras recuperadas de Finca Alemania, será su laboratorio de vida y solidaridad. Aquí, hay una comunidad vibrante. Para crear una alternativa a este mundo capitalista al que se niegan poniendo el cuerpo y gritando.

              Alejarse de esta mascarada turística. Tomar un camino de tierra casi como una pista. En el corazón de un hermoso bosque. La camioneta lenta se balancea con los baches. El polvo se apodera de ti. Las casas se dispersan cada vez más. Es difícil imaginar que podamos llegar a alguna parte. Después de una hora, aparecen las primeras casas de Finca Alemania. Decenas de patos vienen a saludarnos. Hay una tranquilidad que emerge del lugar. Estamos lejos del ambiente lleno de gente de las playas de Huatulco. El corazón de la comunidad es el comedor. Bancos y mesas de madera simples. Aquí, las ollas hierven a fuego lento. No importa la hora, siempre hay algo para comer o café para disfrutar. Cerca del comal, un niño y una niña se activan para hacer las tortillas. Aquí, el género se deconstruye sin ruido. Discretamente. Para experimentar la vida misma. En la cancha de basquetbol, hermosos murales hablan de una comunidad en lucha. Con el puño en alto y un alma rebelde.
En la curva de un camino, una vieja iglesia abandonada. De una belleza decadente. Sus paredes desprenden un olor a tristeza. En la entrada, un perro hambriento parece mantener su alma herida. En el interior, tres cruces negras y dos carteles blancos, con los nombres de las cinco personas asesinadas desde el inicio de la organización. En el suelo, la huella de un eslogan donde solo queda la palabra LIBERTAD. Esta iglesia mutilada pero aún en pie podría ser una parábola de CODEDI.
Caminar en la comunidad es como cruzar las puertas de un pasado ya acabado. Revivir el ambiente de las novelas de B. Traven. El de una época en que los peones se jodían para trabajar en los cafetales. Por sólo unos pocos pesitos. Sin la menor consideración de un patrón que los miraba desde lo alto de su hermosa casa. Hoy ha perdido su esplendor pero la escalera sigue siendo monumental, casi indecente. Como prueba de la verticalidad de las relaciones en esa época. Entre los de arriba y los de abajo. Entre los de piel clara y los demás. Entre los que tenían el dinero, el poder y los que solo tenían sus cuerpos para rematar. Dos mundos irreconciliables. Que podrían pensarse inmutables. Pero las circunvoluciones de la historia y la tenacidad de hombres y mujeres le darán a Finca Alemania un destino completamente diferente…

             Pero antes de contar esta historia, debemos volver a los orígenes de CODEDI. Para ello, nos encontraremos con Abraham Ramírez Vázquez, uno de los coordinadores de la organización. Nos recibe en el campo. La misma mañana, él estaba todavía sembrando tomates. Sus compañeros, se encargan de la caña. Podía parecerse a cualquier campesino, pero su mirada penetrante y decidida nos muestra un hombre consciente del mundo que quiere transformar. Listo para todas las batallas para apoyar a su comunidad. El sol toca suavemente las montañas, las palabras de Abraham parecen aumentar a medida que se va la luz. CODEDI nació en noviembre de 1998, tras la creación del primer Municipio libre de Santiago Xanica, ubicado a poca distancia de la Finca Alemania, que se administraba de acuerdo con sus propios usos y costumbres. El objetivo principal de CODEDI era recuperar la rica tradición de su comunidad, preservar su idioma zapoteca, promover valores de solidaridad a través del tequio. Una organización decidida a defender sus recursos naturales como el agua, la tierra y los bosques.
Sin embargo, el gobierno de Oaxaca continúa imponiendo las autoridades municipales que le convienen, ignorando las reglas de la asamblea comunitaria. Su única respuesta será una represión feroz y completamente arbitraria bajo el pretexto falaz de que esta organización daría la bienvenida a miembros del Ejército Popular Revolucionario (EPR), una fuerza guerrillera bastante activa en ese momento. En 2005, Abraham, considerado uno de los elementos más molestos, será encarcelado durante 6 años y 3 meses al igual que Juventito y Noël García Cruz. Serán acusados de secuestros, lesiones y homicidios, hechos que se revelarán completamente inventados.
En 2006, CODEDI participó activamente en el movimiento en Oaxaca. Aparecen pancartas en el zócalo para exigir la liberación de los presos políticos. La estrategia de terror e intimidación, orquestada por el mal gobierno, no tiene el efecto esperado. En 2011, Abraham sale más decidido que nunca. CODEDI también se fortalece y decide crearse un territorio para construir su autonomía. El 19 de abril de 2013, recuperaron cientos de hectáreas pertenecientes a una rica familia alemana, llamada Finca Alemania. Era uno de los centros comerciales más importantes de la región, pero cuando la enfermedad de la broca dañó las plantas de café, la finca se encontró en una situación desesperada. Al no poder mantener a sus trabajadores, los herederos ceden la mitad de la tierra y luego no pueden hacer frente a la situación, acuerdan ceder todo, es decir, 600 hectáreas, al CODEDI. Por una hermosa venganza de la historia, los peones que todavía estaban trabajando en estas tierras, los dominados de ayer, los recuperarán para convertirlo en un centro de capacitación para todos los jóvenes de las comunidades circundantes, hasta los más distantes. Ellos declararán en un comunicado « Hemos decidido reafirmar nuestra posesión de la finca cafetera llamada « Alemania », ya que la mayoría de nosotros nacimos y crecimos en este lugar, y hemos trabajado aquí toda nuestra vida junto con otros trabajadores sin recibir una remuneración adecuada y sin disfrutar de los beneficios a los que tenemos derecho legalmente. Hemos visto que varias personas y grupos externos han saqueado los recursos naturales de la finca, cortando árboles de madera preciosa para su venta en los centros turísticos de Huatulco » (1).

Más de 48 comunidades se unirán a la organización, que representa aproximadamente 1 800 familias (2). Cada una asumiendo a su vez parte del trabajo colectivo a través del tequio. Para las comunidades, este trabajo no remunerado en beneficio del colectivo es una parte integral de su forma de vida. Para trabajar juntos, organizan una asamblea cada dos meses para planificar las actividades y tareas que se llevarán a cabo. Para ellos, ¡no es tiempo perdido, al contrario! Finca Alemania se convertirá en un verdadero centro de capacitación con la creación de 18 talleres de producción y aprendizaje en carpintería, panadería, costura, agroecología, mecánica, fabricación de ladrillos para la construcción, taller de herrería, piscicultura, medicina natural, teatro, música, serigrafía.

             CODEDI también se ha basado en un sistema educativo completo que va desde preescolar hasta bachillerato. El objetivo está escrito en las paredes de la escuela, abierto a los cuatro vientos « Con educación independiente, capacitamos a los niños en un sentido crítico, en análisis, en reflexión ». Abraham especifica que se trata de una educación que corresponde a la realidad de los jóvenes de estas comunidades, con el objetivo de sensibilizarlos sobre el tema del medio ambiente. Por lo tanto, la prioridad es formar jóvenes conscientes, que no solo sean carne de trabajo.
Entre los capacitadores, está Gustavo que se encarga de la panadería. Ocasionalmente, participa como chofer para recoger o traer gente a la ciudad, porque aquí no hay transporte público. Él está feliz de estar allí. A menudo, va al río para refrescarse o para tratar de atrapar camarones y cuando está demasiado cansado, se derrumba en su hamaca frente a su taller. No duda en prestar su horno a los italianos de la brigada internacional de solidaridad que desean deleitar a la comunidad con su patrimonio nacional, es decir, la Santissima pizza. Gustavo es un hombre sencillo, siempre dispuesto a distribuir un pan o una sonrisa.

La Finca está organizada a partir de una asamblea general, es el órgano de toma de decisiones de la comunidad. El comité general, como el de los capacitadores, los jóvenes y la comisión política aseguran el diálogo y el debate para el buen vivir de la comunidad. CODEDI está en el centro de un territorio que despierta toda avaricia. Para construir su zona hotelera, el gobierno no dudó en expropiar miles de hectáreas de playas y selva, o en destruir lugares sagrados donde los nativos realizaban sus ceremonias rituales. Por ejemplo, San Miguel del Puerto sufrió una expropiación de 22,000 hectáreas en 1984. Incluso hoy, exigen la restitución o compensación de esta tierra despojada. Otro eje de lucha es el de la apropiación del agua de los ríos para llenar las piscinas de los hoteles, regando hermosos pastos. Las comunidades también deben enfrentar el saqueo de la madera exótica « El granadillo », utilizada para el acabado de automóviles de lujo, que es muy apreciada por los asiáticos. Este comercio está ahora en manos del crimen organizado, originario de Michoacán, en connivencia con las autoridades locales. Desde entonces, los talamontes han hecho reinar el terror en el bosque. Y como si eso fuera poco, también hay concesiones mineras y proyectos de represas hidráulicas, especialmente en el Río Copalita. Totalmente rodeados. Entran en resistencia. Con la cabeza alta. El puño levantado.
Y dado que la lucha no siempre tiene que ser frontal, organizan un festival anual de teatro para que el arte también pueda convertirse en una fuente de resistencia. Para Abraham « La cultura es lo que fluye por las venas de nuestros pueblos indígenas. Es esencial para nosotros desarrollar el trabajo cultural para que nuestras tradiciones no desaparezcan. El arte también hace posible mejorar nuestras formas de convivencia ». Un discurso muy cercano al de los zapatistas.

             Por su resistencia, su capacidad de movilización, CODEDI se convierte en una piedra real en el zapato del gobierno (3). No dejarán de denunciar el silencio cómplice del gobierno federal, cuya única prioridad es imponer megaproyectos devastadores como el corredor transístmico. Para Abraham, que no pierde sus palabras, México es un estado en bancarrota, completamente fuera de control y bajo el control de narcotraficantes y políticos corruptos. Además, CODEDI también solicita al gobierno que cumpla con sus compromisos en materia de vivienda digna, salud, equipamiento escolar y mantenimiento de carreteras. También recuerda que detrás del lujo de los hoteles, se está desarrollando toda una economía de miseria. Estas solicitudes son obviamente legítimas pero necesariamente perturban a quienes desean enriquecerse tranquilamente. Con un gesto de su mano, casi riéndose, Abraham dirá: « El gobierno no nos ve bien por nuestra forma de pensar y actuar. Busca por todos los medios silenciarnos con el apoyo de las grandes empresas de Huatulco ». El canto de los pájaros en el árbol de enfrente parece hacer eco de su risa. En un tono más serio, regresa a los peores momentos de la represión. El 12 de febrero de 2018, después de regresar de una reunión con funcionarios estatales para seguir tratando un problema de incumplimiento de los usos y costumbres en Xanica, la camioneta de CODEDI fue atacada y ametrallada. De las cinco personas presentes, solo dos sobrevivirán, Abraham y Emma Martínez. Tres morirán de sus heridas (4). En su comunicado de prensa, incriminarán directamente al gobernador Alejandro Murat, quien mostrará una indiferencia insolente (5). La campaña de acoso y criminalización continúa. El 19 de julio de 2018, Abraham Hernández González, coordinador regional de CODEDI, fue torturado y asesinado por un grupo de policías. Luego, Noel Castillo Aguilar, defensor de los derechos humanos y miembro de CODEDI, es asesinado el 25 de octubre de 2018 por el crimen organizado en Barra de la cruz. El baile macabro nunca parece querer terminar. La impunidad es total.
Los ganancias son tales que el gobierno no duda en imponer candidatos de su elección en los municipios sin respetar los usos y costumbres. Este fue también el caso en Santiago Xanica, en donde se impuso a una candidata a la presidencia municipal, que no vivía allí, hace 2 meses. Ni siquiera hubo una asamblea comunitaria. Para lograr sus fines, las autoridades utilizan la intimidación y la violencia de los paramilitares.
En este contexto, el 6 de octubre de 2019, mientras los pretendientes a la alcaldía de Santiago Xanica, acompañados por miembros del IEEPCO (instituto electoral del estado de Oaxaca) vienen a registrar sus candidaturas oficiales, un hombre armado es interceptado por los topiles (organismo de vigilancia comunitaria) en el territorio de CODEDI. Este último abre fuego, pero será controlado gracias a la autodefensa de la comunidad. Resulta que este hombre es un oficial de policía de la Agencia Estatal de Investigación (AEI) que actuaba armado con ropa de civil.
También estaba en posesión de drogas. Herido durante su arresto, fue entregado a los miembros de IEEPCO para que lo llevaran al hospital donde murió. Otros dos miembros de AEI, también en posesión de drogas, fueron arrestados, desarmados y enviados de regreso a las montañas a pie. Las camionetas, armas y drogas confiscadas a los atacantes se entregan a la Fiscalía General de la República. Inmediatamente, el gobierno de Oaxaca incrimina al CODEDI de asalto, robo y lesiones y emite alrededor de quince órdenes de aprehensión. En un intento por poner fin a todos los intentos de desinformación, CODEDI emitirá un comunicado de prensa donde dará su propia versión de los hechos (6). A la ofensiva, también transmitirán un video con la enérgica palabra de Abraham (7). A pesar de las órdenes de arresto emitidas contra sus miembros, ninguno está considerando limitar sus actividades. Se niegan a permanecer en silencio, exponiéndose a más represalias. Es en este contexto que el 6 de noviembre, Fredy García Ramírez, portavoz de la organización, fue arrestado mientras se dirigía a una reunión en Oaxaca. Está encarcelado en la prisión de Tanivet. Está prevista una nueva audiencia en marzo de 2020. Abraham no parece muy optimista. Según él, es probable que la cuestión política tenga prioridad sobre la cuestión judicial, que presenta un archivo completamente vacío.
CODEDI está en el corazón de un tormento aterrador y asesino. En menos de dos años, 5 asesinatos, 6 detenciones arbitrarias y 3 redadas en su territorio. Sin embargo, la organización continúa su trabajo de desarrollo social y educación para las comunidades. Listo para que todos los sacrificios avancen en favor de su autonomía, lejos de este narcoestado asesino.

              Se hace tarde. La Vía Láctea acaba de tomar el control de la noche. En el comedor, los jóvenes se divierten. Algunos van a jugar basquetbol. Otros saborean deliciosas pizzas, preparadas por los internacionales. Una comunidad casi como las demás. Aquí, uno se pensaría estar a salvo del mundo. Sin embargo, este no es el caso. La bestia tiene un gran apetito. Tiene sed de poder y riqueza. Pero, los de CODEDI decidieron no dejarlo actuar. ¡Continúan, mal que bien, bien que mal!
A finales de marzo de 2020, organizan una nueva edición del festival de teatro, que toma el lugar de la fiesta de la finca recuperada. Esta edición se abre por primera vez a compañías internacionales. Se dice que podrían venir más de mil personas. Hay luchas que no se dejan intimidar fácilmente. CODEDI es uno de ellos. Sin lugar a dudas.

Tepotzlan, Février 2020

1)http://mexico.indymedia.org/spip.php?article2701

2) Desde los valles centrales de Oaxaca, el distrito de Miahuatlán, Potchula y el del Istmo.

3) Título del documental dirigido por Julie Molterer: https://radiozapatista.org/?p=27680

4) Ignacio Basilio Ventera Martínez, 17 / Luis Martínez, 18 / Alejandro Martínez Díaz Cruz, 41.

5) https://www.congresonacionalindigena.org/2018/02/13/denuncia-asesinatos-companeros-codedi/

6) https://rosyramales.com/comunicado-de-codedi-sobre-los-hechos-donde-perdio-la-vida-un-agente-estatal-de-investigacion/

7) https://www.youtube.com/watch?v=Z28EbcTtbqk

Please follow and like us:

Laisser un commentaire

Votre adresse de messagerie ne sera pas publiée. Les champs obligatoires sont indiqués avec *